Cuáles son las diferencias entre firma digital y firma electrónica

firma digital vs firma electrónica

A medida que avanza la tecnología se van eliminando trámites en papel. Paralelamente surgen varias maneras de realizar gestiones digitales, lo que ha llevado a muchos a no saber las diferencias firma digital y electrónica. Al margen de sus discrepancias, ambos trámites ahorran tiempo de gestiones y dinero. Todo es más ágil ahora, aunque hay que identificar correctamente cada tipo de firma, para utilizarlas de manera eficiente.

Las firmas online son cada vez más necesarias para hacer trámites a distancia. Te contamos en qué consisten sus principales exponentes: la firma digital y la electrónica
 

¿En qué consiste una firma electrónica?

Consiste en aplicar un medio electrónico como método de validación . Es un proceso con valor legal que puede usarse en funciones diarias como planes de salud, contratos, servicios, etc. Esto acelera algunos trámites, sin menospreciar la seguridad.
 

¿En qué consisten las firmas digitales?

La firma digital es una categoría de firma electrónica que utiliza operaciones matemáticas que utilizan algoritmos, para mayor seguridad. Por este motivo es, no sólo más segura que otros tipos de firmas online, sino también que las firmas en papel. Sin embargo, existen algunas diferencias.

 

diferencias entre la firma digital y la firma electronica
 

¿Por qué no se puede decir que sean lo mismo?

Aunque muchos utilicen ambos conceptos indistintamente, no significan lo mismo. Aunque inicialmente ambas persiguen el mismo objetivo, existen diferencias notables en diferentes aspectos, como la seguridad y otros aspectos
 

Seguridad, diferencias entre ambas

No todas las firmas electrónicas tienen la misma seguridad y protección que la firma electrónica, por lo que se elegirá una u otra dependiendo de la seriedad y discreción el acto. En procesos que puedan sufrir hackeos frecuentes o que sean objetivo de ataque, es importante doblar la seguridad. En este caso aparece la figura de la firma digital, que es la más segura. Para hacer tareas básicas de los comercios electrónicos, de gestiones bancarias o emails, no es necesario utilizar la firma digital, ya que existen firmas electrónicas suficientemente robustas.

En otros contratos que necesiten de un carácter más privado, como un contrato de alquiler, puede ser necesario utilizar una firma con certificado digital.
 

Diferencias en el propósito

Hemos definido la firma digital como aquél trámite que se realiza de forma digital utilizando algoritmos y métodos de protección cifrada. Esto permite que haya una firmeza a la hora de autentificar el emisor y otras características alrededor de la firma. Para hacer esto posible se necesita una identidad digital. La identidad digital es la traslación de la persona física al mundo digital. Del mismo modo que se utilizan diferentes parámetros para comprobar la identidad de una persona, en internet se utilizan otros.

La firma electrónica es una manera genérica de llamar a los métodos que permiten firmar un documento de manera remota. Cada tipo de firma utiliza diferentes métodos, desde los más rudimentarios hasta otros más sofisticados.

La diferencia de propósitos consiste en que la firma digital se aplica a elementos muy concretos, mientras que la firma electrónica puede usarse también para trámites más sencillos. La firma electrónica puede sustituir a la persona físicamente en procedimientos sencillos que apenas requerirían de confidencialidad en persona.

En el mundo de hoy en día es fundamental entender las diferencias firma digital y electrónica, ya que tanto la Administración como los bancos y las empresas utilizan estos recursos. Es una manera de acercar diferentes trámites al ciudadano o consumidor, ahorrándole tiempo de desplazamientos y de citas presenciales.

Sin duda se trata de una forma de sacar partido a la presencia online de la mayoría de la población. Algunos se benefician incluso de estos sistemas, que les dan acceso a servicios que desestimarían si tuvieran que hacerse de forma presencial.

También te va a interesar: Firma digital vía web: características y ventajas